Noticias, Ocio y cultura, Startups

Viejo pero no tanto…

Tengo la fortuna de trabajar con mucha gente joven, y de ser el “Don” en mi empresa, 43 años de vida recién cumplidos, recuerdo que muchos años cuando era “Joven” siempre quise ser “Grande” ahora que soy “Grande” quiero ser “Joven” mejor me quedo con la etiqueta que me colocaron mis hijos hace tiempo “Chavo ruco”.

Quizás es natural a los cuarenta y tantos años la crisis de la mediana edad, por lo menos no he comprado un súper deportivo o una moto y ni ando conquistando chicas de 20 años para alimentar mi ego y decir que aún las puedo, aclaro no digo que no lo vaya ser quizás cuando sea rico y famoso me compro un súper deportivo y me pongo a conquistar a una de 20 años, aunque necesite pastillas azules para cumplir como buen macho alfa.

La realidad es que disfruto mucho la condición de “Don” y hasta me divierto cuando muchos de los jóvenes con los que trabajo me dicen: “se ve que usted es bien enojón” y les pregunto: “¿Por qué piensas que soy enojón?”, el joven en turno me dice: “Es que como tiene muchas canas y todos las personas canosas son enojonas” y me sale muy adentro de mi un folclórico “Chale”. Pero sí hay algo de verdad en todo esto, creo que sí soy a veces muy enojón, pero para mí defensa soy un enojón “Buena onda”, más “Chavo ruco”, creo que la combinación puede ser interesante.

El trabajar con jóvenes me ha nutrido bastante para que mi empresa vaya creciendo, tener una empresa de tecnología y tener una mentalidad de una persona de adulto contemporáneo pude que no sea la mejor combinación, ¿o sí?, bueno no sé, a mí me funciona, la realidad es que las empresas deben cambiar paradigmas y poder incorporar al mundo laboral a esta nueva generación que le llaman “Millennials” porque son jóvenes que ya no les interesa tanto tener un buen sueldo, o tener una buena casa o trabajar 8 horas diarias, muchos de ellos les interesa más viajar, aprender, trabajar en las cosas que les gusta y no tanto en lo que les dé dinero. Quizás hubiese preferido ser Millennial que generación “X”.

En realidad hice el sueño de muchos Millennial s, renuncie a mi trabajo súper bien pagado, me divorcie, y funde una empresa,  me apasiona ir todos los días a trabajar y ver la manera de cómo hacerla crecer, quizás sea ya un “chavo ruco, más buena onda, más Millennial”. En el fondo creo firmemente que el intercambio de ideas y el convivir con diferentes grupos sociales y generacionales nos nutren y hacen que seamos mejores seres humanos.

Team of creative people taking a break and using computer.

Hace poco leí un libro que se llama “Crear o Morir”  de Andrés Oppenheimer donde explora varios temas de la innovación y lugares cómo San Francisco y concretamente Silicon Valley han hecho con mucho de su éxito la creación y expansión de empresa como Google o Apple, esto se debe a gran medida a esa gran diversidad étnica, cultural y donde la discriminación por ser minoría o por preferencias sexuales no existe y esa mezcla de generaciones, razas, culturas dan como resultando en un caldo de cultivo para crear tantas startup’s exitosas como Uber.

Así que si eres de esa generación “X” o, más allá, un “Baby Boomer” intenta romper tus viejos paradigmas y adáptate a lo que viene y entiende esas mentes que se llaman “Millennial s”, total lo peor que te puede suceder es que te digan…. “Chavo Ruco”, pero buena onda.

Víctor Ceja

20 de Mayo 2016.