Startups, Tecnología

¿Quieres que tu tecnología trabaje para tu negocio?

La tecnología nació para complementar, sostener y ayudar a las personas en sus actividades diarias. Con respecto a los negocios la tecnología está ahí para que el rendimiento financiero y productivo de cualquier organización se mejore considerablemente. Sin embargo muchas veces vemos una realidad diferente.

Es normal encontrar muchas compañías que han implementado soluciones de software y de tecnología para mejorar sus procesos. Pero también es fácil encontrar que muchos de ellos han convertido toda esta tecnología en un estorbo o en una fuente de confusión y de tensiones internas en la organización.

Por ejemplo si no se ha tenido una estrategia clara, y no se ha implementado un proceso de capacitaciones para que las personas del equipo sepan de qué se va a tratar la tecnología nueva, entonces es probable que estas herramientas se vuelvan un dolor de cabeza para el desarrollo de los procesos.

También se ha visto que muchas veces la tecnología se desperdicia. Es decir, puede que las personas puedan manejarla de tal modo que no se vuelva un problema para los procesos, pero también es probable que las personas sólo la usen para aquello para lo que están capacitadas, dejando de lado más del 50 por ciento de las funcionalidad de la solución.

Esto en últimas representa una pérdida para el negocio, ya que una inversión de cierta cantidad no está dando el rendimiento que se esperaba de ella, rendimiento que fue el que se tuvo en cuenta la hacer el presupuesto de la implementación.

negocios-locales-1024x577

Por eso si quieres que tu tecnología realmente trabaje para tu negocio debes tener en cuenta algunos aspectos importantes. En realidad en últimas todo se trata de tener tu mente abierta para escuchar la propuesta del implementador y ser capaz de preguntar todo lo que se te ocurra.

En primer lugar debes informarte sobre todas las posibilidades que la herramienta tiene específicamente al trabajar en tu negocio, porque como es natural, cada negocio tiene sus propias características y estructuras y las posibilidades de la tecnología en cada contexto pueden variar de maneras relevantes.

También tienes que preguntar acerca de las debilidades más sobresalientes de las herramientas que vas a usar. Aunque no es sencillo que un implementador conteste este tipo de preguntas, también es cierto que una actitud inquisitiva siempre logra resultados. Preguntar y preguntar es una clave para sacarle el mejor provecho a la tecnología.

Como señalamos al principio las capacitaciones técnicas del personal de tu negocio también son necesarias. Tu equipo tiene que estar en capacidad de manejar la tecnología que se la va a poner a disposición. Desarrollar una cultura digital y tecnológica dentro de la organización también es esencial.

Finalmente el diseño de la estrategia para la transición de una manera tradicional de llevar los procesos a una totalmente digital atravesada por herramientas informáticas debe ser muy detallada. Esto garantiza que la operación no se alterará al llevar la nueva herramienta a tus actividades corporativas diarias.