Noticias, Ocio y cultura, Tecnología

¿Por qué MSN Messenger no se mantuvo como rey de la mensajería?

Inicialmente conocido como MSN Messenger desde su nacimiento en 1999 y Windows Live Messenger a partir de 2005, el que fuera el rey de los servicios de mensajería instantánea cerró sus salas el 31 de octubre de 2014. Año y medio después y con la sabiduría que tienen los lunes cuando ves los resultados de las quinielas, cabe preguntarse el porqué.

MSN Messenger competía a la altura de los otros gigantes de la mensajería de la época: ICQ, AIM de AOL y Yahoo!. Y es que eran otros tiempos. En los años 90, empezaron a surgir los primeros servicios que proporcionaban conexión a internet en los hogares estadounidenses.

El nacimiento de MSN

A mediados de los noventa y en plena vorágine del lanzamiento de Windows 95, Microsoft se enfrentó a su primer gran reto: la popularización de internet en los hogares. La empresa de Redmond estaba a punto de terminar su nuevo sistema operativo, Windows 95, que vería la luz en agosto de 1995. Unos meses antes, Bill Gates mandó un memorándum a su equipo ejecutivo que acabó convirtiéndose en un documento muy significativo para la época.

El documento en cuestión se titulaba “The Internet Tidal Wave” y puede leerse al completo en este enlace. La importancia del desarrollo de internet para su empresa puede resumirse en estas pocas frases:

Ahora mismo, asigno a Internet el nivel más alto de importancia. En este memorándum quiero dejar claro que nuestro enfoque en Internet es crucial para cada parte de nuestro negocio. Internet es el mayor avance tecnológico desde que IBM introdujera el primer PC en 1981. Es incluso más importante que la llegada de las interfaces de usuario gráficas (GUI).

Gates estaba asustado ante la amenaza que suponía internet para su negocio. Consideraba que Microsoft no estaba suficientemente preparada para su llegada y que dos piezas claves de su software, Internet Explorer y MSN, no estaban listas. Pero al final sí que acompañaron a Windows 95 el día de su lanzamiento.

LAS EMPRESAS QUE PROPORCIONABAN CONEXIONES A INTERNET PERMITÍAN VER SÓLO SU PROPIO CONTENIDO.

En aquella época, cada proveedor de contenido en línea tenía su propio campo cercado del que sus suscriptores no podían salir. Por lo que internet se reducía a lo que empresas como AOL o Microsoft con MSN ofrecían en sus portales. La inclusión de MSN en Windows 95 fue una jugada que trajo problemas legales a Microsoft, ya que sus competidores le acusaron de abusar de su posición.

Aunque la lucha legal no llegó muy lejos, porque MSN fue un fiasco desde el principio. Pero no por ello Microsoft tiró la toalla.

MSN Messenger y su guerra con AOL

Los proveedores de conexión a internet tenían una influencia total sobre el contenido que veían sus suscriptores. Al tratarse de una red cerrada, no había posibilidad de salirse del “campo vallado”. Sin embargo, a finales de los 90 comenzaron a popularizarse servicios de mensajería instantánea proporcionados por estas mismas empresas.

AOL (America OnLine) fue de las primeras en lanzar su servicio AIM (AOL Instant Messenger) en 1997. Inmediatamente, los usuarios comenzaron a utilizar este servicio como una manera de escapar de ese jardín vigilado por sus proveedores de internet. Debido a la popularidad que alcanzaron sus competidores, Microsoft lanzó su propio cliente de mensajería en 1999. Había nacido MSN Messenger, un cliente rudimentario con tan solo una lista de contactos y texto plano.

Desde el principio, MSN Messenger quiso ofrecer la posibilidad de chatear también con usuarios de otros servicios de mensajería. Por eso, en su lanzamiento era compatible con la red de AIM. Cosa que no gustó en absoluto a AOL, lo que dio comienzo a una guerra abierta entre ambos servicios.

1366_2000 (1)

Cada vez que Microsoft habilitaba esta comunicación, AIM modificaba su código para comprobar que su cliente se comunicaba solo con clientes de AIM,excluyendo los de MSN Messenger. Así hasta que Microsoft emitía otra versión que habilitaba esta funcionalidad de nuevo. Finalmente, Microsoft abandonó en su intento de conectarse a los servidores de AIM.

La generación Messenger

Cualquiera que haya sido un adolescente durante la época dorada de MSN Messenger, recordará cómo era de importante este programa. Nada más llegar de la escuela, te sentabas delante del ordenador y encendías el programa para chatear con los amigos con los que acababas de estar en el colegio. “El Messenger” sustituyó las llamadas al teléfono fijo de casa, proporcionando un entorno más privado.

MSN Messenger comenzó a incorporar funcionalidades que fueron el germen de las redes sociales actuales. Cada usuario tenía a su disposición una barra de estado desde la que podía mostrar un mensaje personal. Fue el precursor de una de las razones del éxito de Facebook.

A finales de 2005, MSN Messenger fue rebautizado como Windows Live Messenger. Su crecimiento se aceleró, sobre todo fuera de EEUU donde AIM seguía siendo líder. China fue uno de los países donde más se extendió este servicio, al menos hasta que la compañía Tencent sacó su propio servicio de mensajería QQ.

El estancamiento de MSN Messenger

Los servicios de mensajería pronto se encontraron con un enemigo implacable: su modelo de negocio. AIM tuvo que enfrentarse a su propia corporación para mantener el desarrollo de un servicio que costaba mantener, pero que era incapaz de generar ingresos por sí mismo. Y es que hasta entonces, los servicios de mensajería tan solo eran un anzuelo con el que mantener dentro de los portales a los suscriptores del servicio de internet.

Pero, conforme se abría la web y los usuarios encontraban más contenido fuera de los dominios de sus proveedores de conexión, quedaba claro que un portal no era la vía de rentabilizar los esfuerzos. Así es como clientes de mensajería tocaron techo.

No fue hasta junio de 2009 cuando MSN Messenger alcanzó su cota máxima:330 millones de usuarios mensuales. Le siguieron años convulsos, en los que la industria tecnológica sufría un cambio de paradigma profundo. Estábamos entrando en la era del smartphone.

1366_20002

El smartphone fue una especie de tabula rasa. Compañías recién formadas y con menos experiencia tomaron el testigo de Windows Live Messenger y corrieron con él. WhatsApp, Telegram, Facebook Messenger, Line, WeChat, por nombrar un puñado.

Messenger no pudo reponerse de los sucesivos golpes de la Era Post-PC (que no significa “sin PC”). A finales de 2012, Microsoft anunció la fusión del servicio con Skype para finales de 2013. La versión china se mantuvo durante un año más. En el Día de Todos los Santos de 2014, las salas de chat quedaron en silencio para siempre.